13 de diciembre de 2021.

Coda 77, largometraje de Daniel Cabrero, fue proyectado ayer en el Cine Club Duero. Contamos con el privilegio de escuchar de primera mano el testimonio de Daniel en un interesantísimo coloquio en el que el público arandino pudo conocer los entresijos de esta película tan personal.

El cineasta disfrutó de la visita previa realizada por el interior del Cine Aranda, todo un monumento a la cinefilia, un lugar que rezuma historia y que es el templo de un grupo de entusiastas que siguen manteniendo en activo uno de los cine clubs más longevos de España. El edificio, estará próximamente en la base de datos del catálogo de localizaciones de la Burgos Film Commission, puesto que muestra un potencial visual abrumador.

Javier Cobo, Presidente del Cine Club Duero, ejerció de perfecto anfitrión tanto en la visita como en la presentación de la proyección. Posteriormente, Daniel recibió una tumba honorífica del Cementerio de Sad Hill, lugar al que profesa una gran admiración.